¿Qué son las criptógamas vasculares?

Del grupo de los eucariontes se identifican las criptógamas vasculares (helechos). En estos vegetales (primitivos) aparece por primera vez el aparato vegetativo perfectamente desarrollado: raíz, tallo y hojas, el cual recibe el nombre de cormo y representa, a su vez, el sistema conductor (agua y nutrientes). Se reproducen por esporas y no generan flores. El gametofito o prótalo y el esporofito son las glándulas sexuales de la planta. Entre los períodos Carbonífero y Pérmico de la era Paleozoica y Triásico, Jurásico y Cretácico de la era Mesozoica, estas criptógamas tuvieron vida arbórea (20 a 40 metros de altura); en la actualidad su presencia es herbácea, con excepción de algunos arbustos que alcanzan los dos metros de altura. Están clasificados en cuatro familias: psilofítinos, licopodios, equisetinos y filicíneos. A los psilofitinos o primitivos pertenecieron los de organización más sencilla, no poseían cormo (aparato vegetativo).

Los licopodios (ya extinguidos) eran de organización más evolucionada, con raíces; su tallo era sencillo y sin crecimiento en grosor, sin entrenudos y algo ramificado. Su prótalo era cilíndrico y subterráneo, y sus hojas pequeñas y escamosas. Era de regiones tropicales. Los equisetinos (también ya extinguidos), de tallos nudosos y órganos productores de esporas, eran el alimento de los grandes herbívoros de la era Mesozoica (diplodocus, triceratops, iguanodonte, etcétera) y que sólo se les ha encontrado fosilizados; crecían en lugares muy húmedos. Los filicíneos representan a la familia más desarrollada (existen actualmente). Pueden ser terrestres, acuáticos o epífitas (vegetales que viven sobre otra planta sin ser parásitos). Después de estos vegetales surgieron los pteridospermas y plantas superiores, con flor y semilla: las gimnospermás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario